http://photoyeico.blogspot.com

El hombre respecto a su entorno. Capítulo 1


Hace mucho tiempo me pregunté, cual era la finalidad del hombre respecto a su entorno natural, no me refiero a las ciudades, sino al entorno natural o lo que es lo mismo, la naturaleza, el hombre por activa o por pasiva, es un animal, pero es un "Homo Animal" a medio hacer o también se puede ver como un Homo Sapiens a medio terminar, si nos vemos como Homo Animal, perdemos el sentido de ser Humanos y perdemos la responsabilidad ante lo que nos rodea, aunque éste tema sería interesante profundizar, prefiero dejarlo a un lado y centrarme en el Homo Sapiens.

Como decía la parábola el hombre es un animal que está a mitad del camino de la evolución, se sostiene por una cuerda con un pie en el abismo y otro en el precipicio, solo nos queda avanzar si no queremos caer. el camino del hombre en la evolución es el mismo camino de la naturaleza, estamos ligados a ella como un único organismo, el hombre, por lo tanto ha de erigirse en protector de ésta y no dominador de la naturaleza, pues en los organismos, cuando las células trabajan por su cuenta aislados del resto de funciones celulares, se convierten en células cancerosas y por lo tanto perjudiciales tanto para el resto del organismo, como finalmente a sí mismas al morir el cuerpo que las sustentaban.

Como responsables de esa naturaleza, el hombre a de aprender a observarla y quererla como a sí mismos, pues en ello depende el futuro, como Homo Sapiens, tenemos una comprensión de las leyes naturales a través de las ciencias y sabemos lo que debemos y no debemos de hacer para dañar nuestro medio ambiente, los seres que habitan este mundo, así pues, se convierten en nuestra responsabilidad, creo y si así me equivoco háganme saber, que la comprensión de éstas leyes básicas, nos hace más responsables ante el destino de otros seres que no sean los humanos, quiero decir con ésto, que somos exponencialmente responsables ante las infracciones, en tanto si nosotros cometiendo esa infracción a la naturaleza, y en proporción de cuanto éramos conscientes del hecho de que cometiendola era una infracción.

Así pues para ilustrar esto con un ejemplo, hablaré del Bodhisatva o Gautama histórico tomando como referencia el hecho de que él era un buda, tenía una comprensión más elevada de las leyes naturales que cualquier mortal común, fue invitado a una cena ante un señor importante lo invitó a comer junto a él, dándole un varios platos, entre los que se encontraban varias carnes, el hecho de conocer y comprender las leyes profundas que operan en el universo, hizo que Gautama se convirtiera a su vez en guardián de esa naturaleza la cual el comprendía casi a su perfección (el hecho de usar casi no es casual, tiene su explicación) hizo que al romper ésta ley, muriera por una intoxicación alimenticia. Pero cuidado, no quiero decir que exista un dios justiciero, ni un demiurgo, el caso es que el mismo hecho de ir en contra de la naturaleza de la que él formaba parte como organismo, hizo que a su vez, fuera contra su propia naturaleza y el hecho de comerse la carne, lo hizo partícipe del proceso por el cual se mató al animal y por consiguiente, sufrir la consecuencia de haber ido en contra de sí mismo, pues una mayor comprensión es una mayor responsabilidad ante éste hecho y eso hace que suframos directamente las consecuencias de ir en contra de la naturaleza que en el fondo es ir en contra de sí mismo llevando en ésta vida un camino totalmente indivisible con la naturaleza de la que formamos parte como células en el organismo.


Acá comienza una serie de textos escritos por mi mismo.

2 comentarios:

Cañe dijo...

Somos microbios venidos a más, simplemente eso. Somos una especie más de las miles que hay, no somos especiales en ningún momento, sólo que tenemos más cerebro que las demás especies, pero sin embargo el hecho de ser más inteligentes nos convierten también en los más estúpidos, como se ha demostrado infinidad de veces.

Mente Policromada dijo...

Creo que el hombre, no siempre mediante una concienciación pueda ver la realidad: creo que, en muchos ámbitos, existen muchas realidades o muchas facetas de la realidad. Y, en ocaciones, dichas facetas pueden llegar a parecer contradictorias, más simplemente es una parcialidad de esa realidad.
En el terreno alimenticio, por ejemplo, la concienciación de una parte de la realidad de algún elemento, puede repercutir a nuestra asimilación del mismo. Pero, dicho alimento puede tener otras muchas características que, a veces, en su conjunto, modifican de manera grande el concepto total del mismo.
Lo mismo pasa por ejemplo con la manera en la que los seres humanos se comunican a veces entre ellos, en como nos afectan determinadas discrepancias del entorno, etc.
Esto hace que me plantee una pregunta: las alergias consisten en que el organismo traduce una determinada sustancia como perjudicial. ¿Tendrá que ver algo con nuestra perspectiva del mundo, con el hecho de considerar una parte del elemento y no de todas sus características que, en conjunto, cambian la perjudicialidad percivida de ese elemento?
No obstante, creo que es muy dificil (la vida me ha dicho que nunca digas imposible) que el ser humano pueda ver algo con toda la tipolodía de matices existentes. Quizá porque, la capacidad de percivir toos los lados de cualquier elemento es tan ricamente compleja, que nuestro cerebro sería incapaz de asimilarlo. O puede que sea eso: que el hecho de que nuestro cerebro lo asimile, ya es suficiente para que perdamos parte de la esencia, del todo, al simplificarlo en solo una parte, que determinará en suma la forma en la que nos perjudicará o beneficiará lo presente.