http://photoyeico.blogspot.com

No es una carta de despedida es un hasta pronto.

Ya casi todos saben que mi madre fallecio el 28 de Agosto de 2009, por razones que prefiero obviar, mi madre nos preparo a mi padre y a mí para éste acontecimiento y aunque siempre hubo esperanza de que éste momento no llegace, al final sucedió, quiero escribir y hablar de ella tantas cosas, me hubiese gustado tanto que muchos la conocierais, pero si puedo describir algo de ella es que sus ultimos dos meses resumen perfectamente como había sido el resto de su vida.

Ella, le encantaba meditar le encantaba ir a los cursos de Tian Gong con los maestros a meditar, por distintas razones, le diagnosticaron un Linfoma en el sistema linfatico en Junio, así que no podía ser operado sino tratado con la Quimio, Quimio que se negó a recibir, pues su debilidad fisica, nos hacia temer que no superara el tratamiento como así nos lo hizo saber un amigo que era medico, así que lo único que quedaba por hacer era rezar y esperar un milagro, como sucedió, vivió un mes mas de vida de regalo, lo justo para que sus últimos 16 días de vida, los pudiera pasar en la península, junto con los Maestros de Meditación, a los que acudió en una silla de rueda y sin poder casi ni moverse, se fué en silla de ruedas desde Tenerife, hasta los pirineos, allí gracias a la meditación, pudo dejar la silla de ruedas y el tumor se le desinflamo, recogió fuerzas para poder andar y recorrer varias de las montañas, aunque siempre me quedará la pena de no poder haber vivido esos ultimos momentos con ella, siempre me quedará el aprendizaje de que aunque uno aparentemente no pueda y esté hecho polvo, siempre se puede llegar a cumplir la meta que uno espera en la vida.

Ese era su deseo, pasar los ultimos días de vida, con los maestros de meditación en la montaña y su pena era que por la enfermedad y su estado de desarrollo no hubiera podido llegar a vivir más ese momento con ellos, cogio fuerzas para recuperarse y poder vivir ese momento con ellos, mi ultimo recuerdo de ella con vida era subiendo al avión en silla de ruedas sin fuerzas ni para poder hablar, pero con la alegría de que esa meta la iba a poder cumplir.

Adiós mamá, me duele escribirte ésta carta, me hubiera gustado vivir esos momentos con tigo, aunque no pude y llegue justo a tiempo para despedirme de tí en el hospital, de todo corazón, te deseo que allá dónde estés estés bien, seas feliz y no te preocupes por los que dejas atrás, Te Quiere tu hijo Jacob.

Pongo un poemas para terminar, que escribio la madre teresa de calcuta, el cual lo descubrio mi padre y creo resume un poco todo lo que quiero decir, el poema se llama "Nunca te detengas"

Nunca te Detengas.

Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años...

Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés viva, siéntete viva.

Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos amarillas...

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.

Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

¡Pero nunca te detengas!!


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillamente hermoso tu "Hasta pronto"

Coro

Mente Policromada dijo...

Es una historia conmovedoramente impactante. Ella siempre va a estar a tu lado. Ahora mismo sigue contigo. Nadie puede entender el dolor que sientes por ella como tú. Solo puedo decir, que desde lo más profundo de mi ser, deseo que encuentres la paz y consigas poco a poco salir a flote de este acontecimiento que aún te pesa. Llora cuanto necesites. El mundo y el universo recogerá tus lágrimas y te dará consuelo.
Todos te queremos y estaremos a tu lado. Siempre. En lo bueno y en lo malo. Para lo que necesites.

ARCADIO JAVIER dijo...

Querido Jacobo.

Anoche soñé que abrazaba a un hermano por la pérdida de un pariente y lloraba desconsolado. No pensé que se fuera a convertir en realidad. Siento, en la distancia, esta triste noticia.

Me consuela saber que somos Uno y que si se me revela lo que te sucede, entoces es que debes saber que estoy aquí, contigo, a tu lado.

Gracias, por expersar en este texto, cómo quería tu mamá que sucediera. Pienso que me consuela ella a mí y quizás a todos aquellos que la conocían, al recordarnos que por encima de todo, ahora está en el lugar que eligió.

Con cariño .
Arcadio

Carlos dijo...

Ahora que ya no está tu madre, sus logros pasarán a ser una fuerza para ti, el arquetipo externo que representaba lo interiorizarás.
El culto a los ancestros en tantas culturas no es absurdo, ahora podrás redescubrirla en tu mundo interior, y la verás bajo una nueva luz.

Mis condolencias.

Lorena Chavarría dijo...

He leído tu blog paso a paso y con detencion, esa situacion de perdida, tb la siento hpy pero tus palabras me entregaron fuerzas, no detenerme ante esta enfermedad,
mis sinceras condolencias pero ella siempre e stara contigo.
cariños